Seleccionar página

BLOG &
Noticias

Énfasis estéreo: 7 maneras para abrir tu mezcla lateralmente

 

El aprendizaje para aumentar la percepción de una imagen estéreo de dos a tres dimensiones es una fantástica manera de conseguir mejorar nuestras mezclas de audio.

 

Como aumentar la imagen estéreo En esta guía usted te mostramos la forma de ampliar tus mezclas y construir el espacio acústico que hace que las mezclas suenen grandes.

 

Pero antes de empezar, algunos conceptos básicos:

Que es la imagen estéreo

Nos referimos de esta manera a las localizaciones espaciales percibidas de fuentes de sonido dentro de una señal de audio dirigida a dos altavoces izquierdo y derecho. Al igual que el mundo del 3D, la imagen estéreo tiene posee dimensiones: Altura (x) En este eje podemos localizar el reparto espectral de los distintos sonidos que forman parte de nuestra mezcla. Podemos valernos de la ecualización para ordenar o buscar un más adecuado de los nivele en los distintos rangos de frecuencia que utilizan los diferentes instrumentos y voces que la componen. Anchura (y) Laforma en la que trabajamos la lateralidad de los sonidos. Cómo estos se distribuyen de un lado a otro de la mezcla, es decir, como se reparten entre el altavoz izquierdo a derecho. El principal control para ello es el panorama. Profundidad (z) La profundidad de la mezcla depende de cómo se utilice efectos basados ​​en el tiempo como reverberación y retardo para crear una imagen profunda o superficial. También veremos que el ecualizador puede ayudarnos a aumentar o disminuir la sensación de distancia o proximidad.

Es muy importante tener presente las tres dimensiones, para optimizar las posibilidades de la imagen estéreo. No se puede pensar en una dimensión sin tener en cuenta las otras dos, todas ellas interactúan para crear la imagen estéreo total. Vamos pues con los siete pasos básicos para mejorar el estéreo de nuestras mezclas.

1. Comienza la mezcla en mono

Puede parecer extraño, pero la mezcla en mono es el mejor modo para comenzar a obtener una mezcla más amplia. Uno de las mayores dificultades para conseguir una amplia imagen estéreo son los problemas con el equilibrio de frecuencias. La mezcla necesita estar bien equilibrada previamente. De lo contrario sonará hueca, pastosa y/o provocará fatiga auditiva que limitará percibir correctamente el resto de dimensiones. Los desequilibrios de frecuencia, producen enmascaramiento, fenómeno psicoacústico que hace que los sonidos más fuertes oculten a otros más débiles. Es uno de los conceptos más importantes de la mezcla, y que siempre deberemos minimizar. Escuchar en mono nos permite localizar más fácilmente todos estos problemas de enmascaramiento y en consecuencia será mucho más fácil poder corregir todos estos desajustes, haciendo uso de volumen, ecualización y efectos de retardo (delay o reverb). En este paso es preferible comenzar primero por el ajuste del volumen, posteriormente ecualización y por último añadir efectos de retardo. No es una obligación pero creo que es más sencillo hacerlo de este modo.

2. Organiza con Ecualización la “zona de presencia”

La “zona de presencia” se encuentra en la gama de frecuencias de 2,5-5 kHz. 2,5-5 kHz es un rango de frecuencia muy sensible para el oído humano. Es lo que nuestros oyentes más fácilmente van a percibir. Esta zona es la que aporta inteligibilidad al sonido. Si nuestra mezcla posee una voz principal, deberíamos reservar parte de este espacio entre 2,5 y 5 KHz para que la voz no tenga que estar peleando con otros instrumentos para hacerse inteligible. Por supuesto cualquiera que sea el elemento de la mezcla que deseas tener al frente y al centro debe ocupar parte de la zona de presencia, si es posible.

Cuando una mezcla ha demasiadas cosas en la zona de presencia, la imagen estéreo se volverá estrecha y los instrumentos se percibirán demasiado cerca. Para una mezcla amplia se debe evitar el exceso de elementos en la zona de presencia. Mantener un analizador de espectro o ecualizador con un analizador de espectro en el canal master. Comprueba con regularidad para descartar un exceso de información en este rango. Si hay demasiada energía en la zona de presencia, no hemos terminado con el trabajo de ecualización. Recuerda que la imagen estéreo amplia siempre comienza con una zona de presencia limpia y comenzaremos a trabajar alrededor de esta zona.

3. La reverberación como generador de múltiples dimensiones

La reverberación es un efecto natural y no debe confundirse con el efecto de reverberación que en ocasiones se hace llamativamente o exageradamente de forma artística. En ocasiones la reverberación la utilizamos como una herramienta de mezcla para añadir anchura o imagen estéreo, pero también y sobre todo aporta una sensación que favorece a nuestra tercera dimensión en la mezcla, la profundidad. Con el aumento de la profundidad, también se está ampliando la sensación de imagen estéreo en su conjunto. La reverb nos aumenta el espacio para cada sonido, facilitando su respiración y asentamiento en la mezcla, facilitando la escucha individual pero cohesionada con el resto de elementos en la mezcla. Existen múltiples modos de utilizar la reverb, y cualquiera de estas técnicas de reverberación agregará un cierto grado de profundidad y espacio a la mezcla. También existen varios tipos de reverberación. Cada uno es capaz de añadir un ambiente y profundidad distinta a la mezcla. Elegir el tipo perfecto de reverberación para que mejore un instrumento o voz sin cambiar drásticamente el carácter de su sonido requiere de práctica y escuchar con atención grabaciones icónicas, reconociendo los distintos tipos de técnicas de reverberación utilizadas. Si bien generalmente las Reverb tipo “Hall” son una buena opción si buscamos imagen estéreo. Sugerencia: utilizar una reverb con un tiempo de decaimiento corto añadiendo un efecto de reverberación sutil, es muy bueno para cuando se desea añadir anchura y profundidad sin cambiar el carácter general de un sonido.

4. Pan para la organización y apertura estéreo

El ajuste de panorama es el paso más importante para conseguir una imagen estéreo amplia. La panorámica nos permite colocar los instrumentos individuales, o incluso ciertas frecuencias de instrumentos, en un lugar determinado dentro de la imagen estéreo e ir ampliándola a medida que la necesitemos. Siempre deberíamos tomar las decisiones de panorama sobre la visión de toda la mezcla. Generalmente esperamos que la mezcla crezca en su imagen estéreo en las secciones de estribillo o drops de los temas, reserva una posición más abierta lateralmente para los instrumentos que aparecen exclusivamente en estas secciones.

Como norma general, estos son algunos consejos rápidos y reglas para obtener un buen reparto de panorama que ofrezca anchura a la mezcla: Mantener un nivel de graves proporcionado No aumentar más de lo necesario las frecuencias más bajas. Mantener un equilibrio entre los canales izquierdo y derecho. Nuestro cerebro, de forma natural, trata de centrar la imagen estéreo, a fin de mantener los canales L y R equilibrado para evitar confusiones en el centro fantasma (el sonido que percibimos que suena entre los dos altavoces). Crea contraste mono estéreo entre las distintas secciones. En muchas ocasiones la clave de una percepción con sensación de imagen estéreo se basa sencillamente en que los instantes previos estábamos escuchando la mezcla prácticamente o totalmente en mono. NO tengas mido a dejar algunas secciones como estrofas o puentes en mono, con el fin de aumentar la sensación cuando aparece la sección (drop o estribillo) con estéreo. Prestar mucha atención a las frecuencias “zona de presencia” que se comentó anteriormente. Posiciona la voz principal en el centro Mantén la voz o instrumento principal en el centro, a menos que tenga una buena razón para no hacerlo.

5. Toma doble para ampliar la imagen

No debe confundirse con duplicar la pista. La toma doble una técnica clásica y eficaz para conseguir una imagen estéreo masiva. Consiste en tomar dos grabaciones de una misma interpretación, siendo similares (pero ligeramente diferentes, ya que cada una es una toma distinta), colocarlos en pistas separadas, y pan a la izquierda ya la derecha. Puede ser un buen recurso para estribillos o pasajes concretos donde necesitemos un incremento de la imagen estéreo. Alternativa: Si solo disponemos de una toma, podemos duplicarla y probar un proceso diferente en cada canal. Como una ecualización distinta en cada canal o uso de dos reverbs, una distinta por canal. Ten cuidado con la fase y monitoriza esta técnica también en mono para poder escuchar los problemas de fase que pueden producir entre si estos canales duplicados.

6. Uso Microshifting para ampliar el espacio

Microshifting es una técnica que combina una ligera desafinación en la voz o instrumento, junto con un pequeño retardo, que favorece la imagen estéreo, ya que estos ajustes son distintos para cada canal L&R. Tienes plugins como SoundToys MicroShiftque pueden facilitarte la experimentación con esta técnica.

Así es como se hace:  Tomamos una pista. Duplicamos esa pista dos veces (tendremos tres versiones) la original en el centro sin desafinación (pitch) y en ambas copias una desafinación distinta para cada una, solo unas pocas centésimas de tono, al tiempo que las separamos, una al altavoz izquierdo y la otra al derecho. Escuchando en estéreo tendremos una imagen mucho mayor, pero siempre deberemos estar alerta de posibles cancelaciones de fase que pueda existir al escuchar en mono.

7. Uso de retardo para crear efecto Haas

El efecto Haas es una técnica que utiliza para crear imágenes de retardo estéreo más amplio. Es excelente para la creación de ancho estéreo, sin cambiar las cualidades tímbricas de la señal de audio. Para crearlo solo debemos: Tomar una pista y crear una copia que retrasaremos (no más de 30 ms) de la original. Una panorámica de la pista original a la izquierda y a la derecha la copia retardada. Esto crea la percepción de una sola pista estéreo, amplia. Los tiempos de retarde breves producen un efecto de percepción de amplitud, sin llegar a escuchar la señal repetida. Mucho cuidado con la escucha en mono y la pérdida del centro fantasma que por naturaleza tiene esta técnica.

En Resumen

La ampliación estéreo es clave elevar la mezcla a una mayor calidad que convenza a los oyentes de una producción musical. También es vital para asegurar que cada pista se sienta bien en su mezcla y maximiza su potencial para brillar. Por la naturaleza relativa y comparativa de la percepción auditiva. La mayor percepción del estéreo la encontraremos, tras un instante de escucha en mono, dado que el contraste será mayor. No dudes en cerrar algunos intantes estratégicamente para conseguir un mayor impacto en la aparición de instrumentos estéreo que harán tu mezcla más grande y viva en la imagen estéreo.

curso produccion musical
curso produccion musical

Si te interesa el mundo del sonido y la producción musical, no pierdas la oportunidad de conocer más detalles sobre nuestros Módulos Profesionales y Cursos anuales

 


Master Técnico de Sonido & Producción Musical

MSP18 – Técnico Producción Musical
Curso completo que combina los contenidos tanto técnicos como artísticos, necesarios para desarrollar una producción musical completa…


Síntesis de Sonido

SDS24 – Módulo de Síntesis
Aprender a programar todo tipo de sintetizadores. Prácticas con los sintes más populares, representativos de cada técnica…


Masterización de Audio

MST24 – Módulo Masterización
Principales técnicas y metodología utilizada en el proceso de masterización de audio. Presentación práctica. Convocatorias mensuales…

Comparte en tu red
Llámanos
Visitanos