CURSO PRODUCCIÓN RAP + BEATMAKER

Nuestro Curso Producción Música Rap completo está enfocado tanto a la producción de bases, como a la grabación y edición de voces. Diseñado para cubrir todas las necesidades específicas de la producción de música urbana actual.

 

Dirigido a formarte tanto en las técnicas necesarias para el manejo de las aplicaciones, herramientas y técnicas de producción, como en el desarrollo de un lenguaje musical necesario para realizar la producción de bases originales, en estilos tanto de vieja como de nueva escuela, incluidos estilos urbanos cercanos al rap, trap, Mob, Snap, instrumental, downtempo, lo-fi…

 

Todo con una metodología totalmente práctica donde comenzaremos a producir desde el primer día, introduciendo conceptos más avanzados a medida que progresamos con el curso.

PMR80

  • Curso práctico
  • Material didáctico incluido
  • Soporte Post-formación
  • Cuotas mensuales
  • Bolsa de Trabajo
  • Diploma del Curso
DETALLES

Domina la técnica y exprésate con libertad

PRÓXIMA CONVOCATORIA

Módulos de Contenidos

Todos los conocimientos adquiridos en este curso los puedes aplicar con cualquier software de producción musical: como Ableton Live, Logic, Cubase, ProTools, Studio One, Maschine, etc…

 

Durante el curso, los ejercicios y prácticas las realizamos sobre Ableton Live, dedicando una parte de las mismas a presentar el modo en que esta aplicación nos permite controlar cada uno de los puntos tratados en cada capítulo.

Al finalizar el curso el alumno tendrá un conocimiento extenso sobre el programa, que le permitirá poner en práctica las distintas técnicas, necesarias para la creación tanto de una producción de música rap completa, como la producción de bases, como un beatmaker.

En este primer módulo del curso de Producción de Rap, tenemos como objetivo aprender a organizar los sonidos en el tiempo. Definiendo y comprendiendo el trabajo con compases, medir los tiempos y componer ritmos.

 

El propósito es habituarnos a la nomenclatura rítmica, haciendo uso de sus figuras rítmicas y creando un orden dentro del compás. Aprender a programar ritmos en tiempo real, mediante pads o teclado, así como su programación sobre la rejilla del secuenciador.

Comprender y utilizar las herramientas de cuantización e interpretación, con el fin de añadir un Groove o carácter determinado a un ritmo previamente programado. Trabajar con loops mediante la edición rítmica, así como programar cajas de ritmo con un propósito musical definido.

El papel de la línea de bajo tanto en producciones rap como reggae es fundamental. Para poder trabajar con líneas de bajo dentro de un orden, deberemos comprender previamente el concepto de escala, como método para organizar cada sonido de forma armónica.

 

Análisis y transcripción de líneas de bajo de producciones emblemáticas dentro de la cultura hiphop en distintas épocas.

Creación de líneas de bajo originales, utilizando los recursos adquiridos en los ejercicios previos de este módulo.

Dentro de la producción de música hiphop, las líneas melódicas, a menudo cumplen una función de gancho para el oyente. Compuestas por un elemento musical que combina un timbre característico con una melodía cautivadora.

 

Analizaremos distintos recursos utilizados en las melodías de varias producciones, a fin de determinar características comunes y aprender a utilizar la melodía como un elemento compositivo que ayude a mejorar nuestras producciones.

Aprenderemos a construir escalas y seleccionar las distintas notas, combinándolas melódica y rítmicamente, con el fin de obtener un recurso musical atractivo y distintivo para nuestras futuras producciones.

Este módulo del curso beatmaker nos muestra cómo crear acordes y combinarlos para poder determinar un carácter determinado a una melodía o ambiente.

 

Un beatmaker debe de tener la capacidad de crear y combinar acordes para poder controlar el estado anímico de una composición, recreando sonoridades melancólicas, inspiradoras, grandiosas o más íntimas en sus producciones.

A lo largo del curso aprenderemos a utilizar estos conocimientos para lograr recrear todo tipo de sonoridades, trabajando armónicamente la composición de cada producción, guiando las líneas melódicas y respaldando el trabajo rítmico.

Uno de los recursos más empleados en la composición de la vieja escuela del hiphop es el uso de fragmentos musicales de producciones de funk y soul, que se disparaban en forma repetitiva, combinándola con un nuevo ritmo y en ocasiones línea de bajo, hasta conseguir una nueva producción distinta de la original.

 

Aprender a seleccionar loops, prepararlos para su nueva utilización. Conocer los recursos que nos ofrece el Sampler para la elaboración de nuevo material sonoro que podemos reutilizar para componer nuestras propias bases es el objetivo de este módulo.

Los tres instrumentos musicales característicos empleados en la producción de bases, y que todo beatmaker debe dominar.

 

En este módulo profundizamos en las características de los distintos tipos de samplers que podemos encontrarnos, así como en el funcionamiento de los módulos del sintetizador: osciladores (VCO), filtros (VCF), amplificador (VCA), osciladores de baja frecuencia (LFO) o generadores de envolvente (EG). Todos ellos presentes en el Sampler, sintetizadores y cajas de ritmo de cualquier marca o modelo.

El objetivo de este módulo del curso beatmaker y producción de música rap, es el de proporcionarnos un conocimiento detallado sobre cada posible ajuste que podemos controlar con los distintos instrumentos, así como saber reconocerlos en una producción.

El principal objetivo con este módulo del curso beatmaker, es el de lograr comprender como se distribuye la energía acústica en tu estudio. De modo que podamos resolver de forma analítica los principales problemas de acústica que presentan la mayor parte de las salas, con el fin de lograr encontrar una respuesta acústica lo más neutra posible.

 

Aprender a posicionar correctamente los monitores, minimizar los modos propios, localizar el punto dulce, así como aprender a combinar de modo equilibrado materiales absorbentes de amplio espectro para controlar la reverberación equilibrada en frecuencia, resonadores sintonizados para resolver problemas con resonancias en baja frecuencia y difusores para dar ambiente a la sala.

Tanto el uso de filtros como la ecualización, comparten una función técnica. Pero en muchas ocasiones la decisión de realizar un filtrado de la señal o una ecualización determinada, recae en decisiones más creativas o libres.

 

Nuestro objetivo con este módulo es el de conocer las capacidades de los distintos tipos de filtros de audio y como utilizarlos, tanto en el diseño sonoro de timbres instrumentales, como en la mezcla de audio.

Aprender a utilizar la ecualización como una herramienta técnica, que utilizaremos para mejorar la calidad de nuestras producciones, mejorando la definición e inteligibilidad de los elementos que la componen.

Apreciar el uso del ecualizador como una herramienta creativa que permite realzar o disimular características tímbricas de cada instrumento, coloreando la señal como más brillante o tenue, en función de las necesidades expresivas.

Los procesadores de dinámica nos permiten tener un control preciso sobre las diferencias de volumen, tanto en las distintas partes musicales que componen la estructura de un tema, como en la diferencia de volumen entre la parte inicial y final de un sonido percusivo.

 

Al igual que otros procesadores, muchos de los ajustes que realizamos, responden a una necesidad técnica. Pero también en ocasiones, utilizamos la compresión o la expansión como un recurso más artístico.

A lo largo de este módulo, trabajaremos con compresores, puertas de ruido, expansores y limitadores, entre otros y en distintas situaciones. A fin de comprender las diferentes aplicaciones y soluciones que son capaces de ofrecer, tanto individualmente como en conjunto, los diferentes procesadores de dinámica, aplicado a la producción de música rap.

Una de las primeras metas dentro de una producción musical es conseguir una buena mezcla, capaz de conseguir generar la emoción en el oyente, tal como el autor y compositor de la obra imaginaron.

 

Mucho más que un dominio técnico de las herramientas de audio, es necesario adquirir un dominio sobre los distintos estilos y sus matices, que nos permita desarrollar la habilidad de tomar la decisión adecuadas en cada acción.

Durante este módulo del curso de Sonido descubrimos los principales recursos que se han utilizado en multitud de producciones con excelentes resultados. Abordando desde los inicios de la mezcla tradicional de mitad del siglo XX, la experimentación de los 60, las décadas doradas de los 70s y 80s, la escena underground de los 90, la primera generación digital de los 00s, así como los nuevos recursos introducidos en la última década.

Trabajaremos tanto en entornos digitales, virtuales (ITB) como con mesa analógica (OTB), conociendo y desarrollando nuestras habilidades en uno y otro entorno.

Junto con una buena base instrumental, una buena toma de voz, es otro requisito necesario, para lograr una buena producción.

 

Realizar tomas microfónicas de voces, con calidad y sin perder la emoción del interprete, es en sí mismo un arte, no solo de un buen MC, sino también de un buen técnico-productor, con la disciplina y conocimiento sobre la toma microfónica.

Es obligación del productor, conocer el modo de afrontar una sesión de grabación,  extraer la mejor versión de cada MC y disponer de material con la suficiente calidad tanto técnica como artística al finalizar cada sesión de grabación.

Nuestro objetivo con este módulo, es el de comprender la capacidad que tiene un micrófono para capturar la voz humana, de diferentes modos, según su diseño electrónico y mecánico. Así como las múltiples maneras de trabajar, de modo que podamos escoger la que mejor encaje en las necesidades de cada caso.

A menudo los procesadores de efectos permiten recrear espacios acústicos, así como aplicar eco o distorsionar el sonido, añadiendo un componente nuevo al sonido original.

 

Reconocer y clasificar los principales efectos empleados en la producción de rap, tales como reverberación, delay, filtros, saturaciones o distorsión en sus muy variadas formas.

Aprender las opciones de ruteo y combinación de efectos, así como los principales parámetros que poseen. Integrar en la mezcla los efectos de manera natural y eficiente, como recurso que puede ayudarnos a mejorar la sensación de una producción.

Todo un arte en si mismo, entendemos por mezcla, la toma de decisiones tanto técnicas como artísticas que realizamos a los largo de una producción musical.

 

Conocer las principales metodologías a la hora de organizar el trabajo de mezcla, de modo que pueda facilitarnos la toma de decisión más adecuada en cada uno de los procesos que realizamos, con el fin de obtener una producción artísticamente proporcionada y técnicamente funcional.

Trabajo con capas, grupos o familias de instrumentos, uso de VCAs / DCAs, envíos y retornos de efectos, buses, procesado paralelo, pistas para control lateral. Planos sonoros o compatibilidad monofónica, son algunos de los muchos recursos y elementos que podemos utilizar o tener en cuenta en cada decisión que realicemos.

Características

  • Curso Presencial
  • Clases individuales
  • Duración 12 semanas
  • 80 Horas lectivas
  • Precio Reserva 250 €
  • + 3 cuotas de 350 €
  • MATRICULA ABIERTA

Próxima Convocatoria

Inicio: 19 de Enero de 2022
Días : Lunes y Miércoles
Horario : 10.00 a 14.00h
Disponibilidad : Plazas Libres

 

Recibir aviso próximas convocatorias

Atención Personalizada

Grupos reducidos
Tutorías individuales 1:1

 

Cursos Prácticos

Presentación práctica
Clases en el estudio

Material Incluido

Impreso en papel
Archivos de audio

 

Facilidades de Pago

Cuotas mensuales
Sin intereses

Solicitar Información

WhatsApp chat