Seleccionar página

BLOG &
Noticias

Productividad en la Producción Musical

Index, Producción

Ideas para aumentar la productividad en el trabajo de producción musical

 

Ya sea que estés produciendo por dinero o por satisfacción propia, mejorar la eficiencia es clave para la rentabilidad. Cuando la productividad se convierte en una preocupación, significa que tu trabajo de producción musical está alcanzando nuevos niveles, deja de ser un mero hobby para comenzar a convertirse en una actividad profesional.

 

Nunca ha habido un momento que facilite tanto al músico o al técnico de sonido, introducirse en el mundo de la producción musical como hoy en día. Las herramientas disponibles para la creación son numerosas, ofrecen calidad suficiente y son relativamente económicas.

Aquí tienes algunas ideas para mejorar tu equipo de producción con un mínimo presupuesto. Siempre que tu estudio esté basado en un ordenador como herramienta central.

Agregar un segundo monitor

Una segunda pantalla para monitorizar tu software es una de las cosas que más vas a utilizar en tu estudio. Las estaciones de trabajo de audio digital actuales, ofrecen bastantes opciones de personalización.

Puedes adaptar los módulos visuales a tu modo de trabajar de muchas maneras, y cuanta más información tengas visible al mismo tiempo, más rápido podrás trabajar. Evitando alternar continuamente entre las ventanas de edición, mesa de mezclas, plugins, poder tener a la vista al menos dos ventanas, agiliza tu fluidez en el trabajo.

Conoce tus prioridades

En algún momento, todos hemos pasado horas perfeccionando un pequeño detalle en nuestra producción. Aunque la realidad es que, en ocasiones, cuando se hace la mezcla, ese pequeño detalle se pierde, enterrado bajo el resto de la producción. Lo peor es que, debido a los plazos, ese nivel de detallismo, ha consumido parte de tu tiempo y no has tenido el suficiente para trabajar la voz principal.

Mantén siempre presente lo que es realmente importante para la producción en el centro de tu atención. Es fácil perderse en una pista en la época actual, con infinitos plugins, jugueteando, experimentando y cacharreando con nuevas herramientas, bucles y demás “golosinas técnicas”.

Es importante investigar, experimentar y desarrollar nuevos recursos técnicos, pero no justifica que no tengamos el tiempo necesario para que lo verdaderamente importante, aquello a lo que la mayor parte de los oyentes prestarán su atención no esté hecho con el tiempo necesario. Priorizar es imprescindible.

Actualizaciones de software

Si bien es fácil sospechar que los fabricantes de DAWs, actualizan continuamente el software para asegurarse un flujo constante de ventas, también es cierto que habitualmente nos ofrecen mejoras importantes, bien en la fluidez del trabajo o en la precisión de los procesos.

No todas las actualizaciones son imprescindibles, ni tan solo necesarias para todos los usuarios. Si tu sistema funciona de modo estable y las nuevas actualizaciones no te aportan nada, puedes decidir no actualizarte, pero el consejo es, al menos infórmate de las novedades y valora si la inversión que necesitas para la nueva actualización va a aportarte una mejor calidad o una mejor eficiencia en tu trabajo.

Superficies de Control

Aunque en realidad no se trata más que de potentes ratones informáticos, adaptados para un software de audio y/o MIDI, las superficies de control, pueden agilizar a medio plazo mucho parte del trabajo con un DAW, sobre todo en lo relativo a la mezcla y la programación.

Otra de las grandes ventajas de una superficie de control es evitar la necesidad de tener que tener la vista fijada en un monitor todo el tiempo, tanto por salud visual, como por mejora en la percepción auditiva, al carecer de la información redundante que nos ofrece el monitor gráfico del ordenador.

Si bien no son imprescindibles, ya que no aportan, en sí mismas, nada que no se pueda realizar con un teclado y un ratón, la simple experiencia de tener contacto físico con los volúmenes y tener unos controles palpables para ajustar los parámetros, para muchos técnicos y productores, es suficiente para justificar la inversión necesaria para poseer una controladora.

Conoce tu equipo

A menudo, incluso con usuarios que llevan muchos años utilizando una misma DAW, encuentro que desconocen ciertas características y modos de trabajo porque nunca las han utilizado, sencillamente no existía cuando “aprendieron” el programa, o encontraron una forma de suplir esta necesidad, cuando la realidad es que están perdiendo tiempo o precisión en cada edición de audio o MIDI.

Producir música profesionalmente implica muchas sutilezas. Un pequeño ajuste podría no sonar como una gran diferencia, pero 100 pequeños elementos ajustados de una u otra forma repartidos entre todas las pistas, sin duda, van a marcar una inmensa diferencia en el trabajo final.

La principal diferencia a día de hoy, está aquí. Un verdadero profesional conoce con profundidad el grueso del equipo con el que trabaja, del mismo modo que sabe cómo puede o no puede funcionar cada elemento en una mezcla.

Agrega el equipo progresivamente

Una vez tuve una conversación con un compañero que me dijo que tenía un estudio de grabación. Le pregunté qué había producido, y me dijo que nada, que todavía no. Todavía no había aprendido a usarlo.

Este ejemplo ilustra un hecho que aumenta con cada reducción de precios, las modas de hardware, las colecciones de plugins y las tendencias vintage. En ocasiones nos lleva a adquirir equipos que no tenemos una idea clara de cómo funcionan, ni en muchos casos realmente para que sirven realmente. Hay mucho que aprender sobre cómo grabar o producir música.

Cuando estás en el punto de considerar la productividad y rentabilidad, necesitas saber qué hace cada componente de tu equipo y cómo puedes ajustarlo para lograrlo. Es importante conocer bien que hace cada nueva pieza que añadimos a nuestro equipo y que sentido u objetivo tiene o pretendemos lograr con su adquisición.

He visitado bastantes estudios, que la mayor rentabilidad que consiguen con algunos de sus equipos es tenerlos desconectados.

Utiliza Loops

Ya no tienes que dominar un instrumento para crear música, pero todavía necesitas creatividad, visión artística, imaginación, curiosidad y horas de esfuerzo para producir algo espontáneo y original.

El uso de loops no entorpecen la originalidad, lo que importa es lo que haces con ellos, como los trabajas. Los loops proporcionan una base para construir de modo rápido. Y esa base te puede ayudar a marcarte una dirección y un destino para tu producción.

Hay un montón de cosas que puedes hacer con los loops. Sencillamente evita utilizar todo el tiempo estos recursos y utilizarlos tal cual vienen en las librerías. Edítalos, adapta los tempos y su groove, trocéalos y reordénalos. Si eres creativo, tus producciones deberían sonar originales, aunque utlices varios loops de librerías.

Tratamiento acústico

Cuando dedicas tiempo a perfeccionar tu mezcla, es decepcionante cuando esta no suena de la forma adecuada en otro sistema de sonido. Esta es una calidad que se llama “traducción“. Las buenas mezclas suenan bien en cualquier sistema de reproducción. Las malas mezclas, por otro lado, pueden sonar correctas en la ubicación desde donde fueron mezcladas, pero en ningún otro lugar.

La mayoría de nosotros no podemos permitirnos un tratamiento acústico a gran escala en nuestros espacios de grabación. Estamos atrapados con superficies paralelas y tamaños de habitación que ofrecen ambientes débiles para la grabación y reproducción de sonido. Mezclando a través de auriculares se nos plantea un nuevo desafío y, por lo general, estas mezclas suelen dar lugar a una mala traducción.

Existe un temino medio, que utilizan la mayoría de profesionales y estudios de grabación en este país. No es más que lograr la mejor acústica que puedas permitirte dentro del presupuesto que dispnes. Sin duda, una de las mejores inversiones que podemos hacer en nuestro espacio de trabajo es la mejorar la acústica de nuestro estudio. Hará que cada hora de trabajo sea más rentable, ya que reduce el márgen de error de neustros ajustes de audio.

  1. Trata de posicionar los monitores donde suenen más equilibrados para tu punto de escucha.
  2. Controla las Reflexiones de paredes laterales, traseras y frontales. Existen bastantes libros donde se trata la acústica de recintos, estudios de grabación, salas de control, suites de mastering.
  3. Instalar trampas de graves en esquinas: La mayoría de las habitaciones ven una mejoría marcada después de instalar trampas en forma de cuña. Generalmente la mayor parte de los estudios que he visitado en mi vida, de todos los niveles, tienen problemas con la percepción uniforme de los graves en la sala de mezcla. Pero intentaremos minimizar los problemas que nos falsean la percepción hasta que sea más sencillo y rápido conseguir mezclas con una mejor traducción.

Exigencia, Constancia y Trabajo

La dejadez llega de muchas maneras.

El uso de un preset en un Plugin de procesado de audio. El uso de loops sin ningún tipo de adaptación. La inserción de una puerta de ruido en la pista de voz principal, para eliminar el ruido de la respiración, en lugar de editarla manualmente, utilizando adecuadamente los recursos grabados.  O la famosa frase de “lo arreglaremos en la mezcla” es otra manera de mostrar tu falta de oficio o motivación en el trabajo.

Si bien en este artículo buscamos la mejor productividad en nuestro trabajo, la organización y optimización del tiempo son donde deberemos encontrar la mejora en la eficiencia, no en evadir tareas imprescindibles, y menos todavía en las pistas más importantes. Si tu trabajo pierde calidad debido a una decisión que pensaste que era suficientemente buena, estás perdiendo el tiempo. 10. Perspectiva y Objetividad.

En ocasiones, cuando estás en medio de una producción, lo mejor que puedes hacer es descansar.

No importa cuánto quieras seguir trabajando, o lo retrasado que vayas en tu trabajo, llega un punto, donde tus esfuerzos no producen resultados.

Tus oídos se fatigan y el cerebro se cansa. Necesitas dormir, descansar y desconectar. Es fundamental reconocer cuando estás en este punto, ya que todo lo que hagas en este estado, no servirá para nada.

Sin duda, después de unas horas de descanso, encontrarás los errores que hacían que no funcionase una mezcla o hallarás las ideas que mejorarán una producción, pero necesitas tener objetividad para localizar estos matices, sobre todo, si trabajas solo, evita hacer sesiones excesivamente largas, conseguirás mejores resultados, dosificando tu tiempo de trabajo y programándote descansos.

Si ya estás realizando mezclas, es muy probable que al revisar una mezcla que terminaste la noche anterior, y que te sonaba genial en ese momento, te des cuenta que, en realidad, suena extraña, hay un uso exagerado de la ecualización y de los procesadores. En definitiva, suena mal, este es el claro síntoma de que necesitas organizar mejor tus sesiones de descanso, para evitar, caer en este estado de percepción falsa, la llamada fatiga auditiva.

Comodidad y Ergonomía

Tener un espacio adaptado, distribuyendo los controles de forma ordenada, con una silla suficientemente ergonómica, que te permita estar sentado durante muchas horas todos los días sin tener molestias en la espalda o el cuello, es importante.

Tener un buen hábito a la hora de sentarte, evitando tener la espalda hacia delante, o estar medio acostado en una silla, aguantarte la cabeza con la mano, trabajando con la única mano libre, no son buenos hábitos, ni mejoran tu trabajo lo más mínimo.

Si no dispones de superficie de control, habitúate a utilizar los atajos de teclado. Utiliza una mano para el teclado y la otra para el ratón.

Conclusión

Gracias por tu lectura, y espero que estás reflexiones sobre todos estos malos hábitos que he tenido que rectificar en mi propia persona, te ayuden a hacer tu tiempo de trabajo más productivo.

Si te interesa el mundo del sonido y la producción musical, no pierdas la oportunidad de conocer más detalles sobre nuestros Módulos Profesionales y Cursos anuales

 


Master Técnico de Sonido & Producción Musical

MSP18 – Técnico Producción Musical
Curso completo que combina los contenidos tanto técnicos como artísticos, necesarios para desarrollar una producción musical completa…


Síntesis de Sonido

SDS24 – Módulo de Síntesis
Aprender a programar todo tipo de sintetizadores. Prácticas con los sintes más populares, representativos de cada técnica…


Masterización de Audio

MST24 – Módulo Masterización
Principales técnicas y metodología utilizada en el proceso de masterización de audio. Presentación práctica. Convocatorias mensuales…

Comparte en tu red
Llámanos
Visitanos